Virabhadrasana III

Virabhadrasana III – la pose de un guerrero en la práctica de asanas de yoga

Esta es una continuación más intensa de Virabhadrasana I.
La pose del guerrero en la práctica de asanas de yoga en sánscrito es Virabhadrasana III. Foto de esta pose publicada por Sri B.K.S. Iyengar en el libro Yoga Deepika. Aclaración del Yoga. Esta es una pose de pie para mantener el equilibrio sobre una pierna. La forma del cuerpo en Virabhadrasana III es similar a la letra T. El pie de la pierna de apoyo está en el suelo, la pierna está recta, vertical. La segunda pierna estirada se dirige hacia un lado de esta pierna, y el torso, la cabeza y los brazos se dirigen hacia el otro lado. Resulta la letra T. La parte superior de la pierna, el torso, la cabeza y los brazos están ubicados en una línea recta horizontalmente. Los dedos del pie superior apuntan hacia el suelo. Las palmas de las manos rectas están conectadas entre sí, o al ancho de las articulaciones de los hombros. La mirada se dirige hacia delante, sobre las palmas, paralela al suelo.

Técnica

1. De pie en Tadasana (Foto 1).

2. Respira hondo y salta para abrir las piernas sobre 120-135 cm. (Foto 2).

3 Realice la pose final de Virabhadrasana I hacia el lado derecho (foto 3).

4. Exhala, dobla el torso hacia adelante y coloca el pecho sobre el muslo derecho. Mantenga los brazos rectos, las palmas juntas (Foto 4). Mantén esta posición durante dos inhalaciones y exhalaciones.

5. Luego exhale y al mismo tiempo levante la pierna izquierda del piso, balanceando el cuerpo ligeramente hacia adelante, y estire la pierna derecha y póngala dura, como una barra. Gire la pierna izquierda hacia adentro para que su superficie frontal quede paralela al piso (Foto 5).

6. Mantén la postura 20-30 segundos con una respiración uniforme y profunda.

7. Mientras mantiene el equilibrio, todo el cuerpo, excepto la pierna derecha, debe estar paralelo al piso. La pierna derecha, totalmente extendida y firme, debe quedar perpendicular al suelo. Tire de la parte posterior del muslo derecho y extienda los brazos y la pierna izquierda como si estuvieran tirando en direcciones opuestas.

8. Exhala y regresa a Virabhadrasana I (Foto 3).

9. Repita la pose hacia el lado izquierdo.

el efecto

La foto 5 muestra la armonía, el equilibrio, la estabilidad y la fuerza que da la práctica de esta asana. Contribuye a la contracción y tonificación de los órganos abdominales, da fuerza y ​​belleza a los músculos de las piernas. Esta asana se recomienda para corredores ya que se desarrollaagilidad y movilidad.

Adicionalmente

Todos los movimientos de esta asana enderezan la postura y la marcha. Cuando nos paramos mal, el peso del cuerpo descansa sobre los talones, se retrasa el desarrollo de la simetría y se pierde la elasticidad de la columna. Confiar en los talones hace que el estómago se abulte hacia adelante, reduce el estado de alerta físico y mental. Esta asana ayuda a pararse firmemente sobre las plantas, contrae los músculos abdominales. Da vitalidad al cuerpo y a la mente.

La pose del guerrero en yoga beneficia al cuerpo humano: tonifica los músculos de las piernas y corrige deformidades en las piernas; desarrolla movilidad al estirar y expandir los músculos de la espalda y la columna; elimina la rigidez de las axilas, los hombros, los omóplatos, las costillas del pecho y el cuello; reducir los depósitos de grasa en la cintura, las superficies laterales de la pelvis y las caderas. La ejecución adecuada de la pose del guerrero aumenta la resistencia, la conciencia y la estabilidad mental, aumenta el suministro de vitalidad y la inmunidad. Al aprender la pose del guerrero, desarrollas un sentido de equilibrio físico y emocional. El equilibrio y la estabilidad del cuerpo vienen con la estabilidad y el trabajo adecuado de las piernas y los brazos, la extensión de los músculos de la columna, la columna vertebral y una buena coordinación de todas las partes del cuerpo entre sí. Realizar esta pose, como cualquier otra, requiere la correcta distribución de las cargas. Para no forzar los órganos internos y el cerebro, debe hacer que las piernas y los brazos funcionen correctamente. Se recomienda a los principiantes que estudien esta asana bajo la guía de un maestro calificado certificado.

La pose del guerrero en yoga tiene opciones: Virabhadrasana I, II, III.

Niñas y damas en días críticos, con problemas ginecológicos, hombres en caso de problemas de próstata, es necesario realizar esta postura con apoyo debajo del pie de la parte superior de la pierna y apoyo debajo de las palmas.










Esta web utiliza cookies. Si continúas navegando estarás aceptando nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba